Aldeas infantiles SOS: una visión general

Lo que SOS Children's Villages significa: un hogar amoroso para cada niño

Hermann Gmeiner estableció la primera Aldea Infantil SOS en Imst, Austria, en 1949. Hoy, Aldeas Infantiles SOS es una organización privada, no gubernamental, de bienestar infantil que opera en 135 países y territorios. Las principales áreas de enfoque de nuestro trabajo social son la atención en un entorno familiar para niños huérfanos, abandonados y abandonados y programas sociales integrales basados ​​en la comunidad para familias desfavorecidas.

La Segunda Guerra Mundial dejó a miles de niños huérfanos, desarraigados y traumatizados. Hermann Gmeiner estaba convencido de que, a diferencia de la atención institucional conservadora en los hogares de los niños, un entorno familiar podría proporcionar a estos niños una buena base para su futuro. Cuestionó los métodos tradicionales de cuidado de niños sin cuidado parental e introdujo un enfoque que era poco común en ese momento: cuidar niños en familias SOS.

Concepto: los niños necesitan una familia

El concepto de Gmeiner se basó en cuatro aspectos principales: cada niño necesita el cuidado de un padre que establece una relación cercana con cada niño. Los niños crecen en una familia con niñas y niños de diferentes edades como sus hermanos. La familia es parte de una comunidad que funciona como un sistema de apoyo. Los hermanos biológicos no están separados si es posible y si esto es lo mejor para los niños. El modelo de la Aldea Infantil SOS "clásica" ha sido y continuará siendo modificado y adaptado a las condiciones y requisitos locales. En la actualidad, hay, por ejemplo, Aldeas Infantiles SOS que se han integrado en urbanizaciones, lugares de atención a corto y mediano plazo y centros de vida asistida para jóvenes.

Fortalecimiento sostenible de las familias

A pesar de que el número de niños sin cuidado parental está disminuyendo en muchos países, el número de niños que, por diversas razones, no puede vivir con sus padres biológicos va en aumento. Esto concierne a aproximadamente 150 millones de niños en todo el mundo. SOS Children's Villages trabaja continuamente en el desarrollo de métodos de cuidado infantil y apoyo preventivo para que las familias puedan responder a los requisitos continuamente cambiantes.

En este proceso de desarrollo, los programas comunitarios destinados a prevenir la marginación de los niños en la sociedad desempeñan un papel clave. Con sus programas de fortalecimiento familiar, Aldeas Infantiles SOS tiene como objetivo ayudar a las familias a mantenerse a sí mismas a largo plazo, llevar una vida independiente y criar a los niños en un entorno saludable y protegido. Esta es la única manera en que podemos asegurar que los niños no sean abandonados y puedan crecer con su familia de origen

Soporte completo

En muchos países, durante años hemos brindado servicios integrales de apoyo relacionados con la nutrición, la salud, la educación y el cuidado de los niños, que apuntan a apoyar a las mujeres y las familias en particular. Dentro de este proceso de apoyo, la solidaridad y la autoayuda entre las mujeres, las familias y las comunidades son cuestiones muy importantes. Los proyectos comunitarios, como el cuidado infantil que las propias familias SOS han organizado, sirven como un claro alivio y protegen a las familias.

Implementación y aplicación de los derechos del niño

Aldeas Infantiles SOS trabaja de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño y aboga por la implementación y protección de estos derechos a nivel internacional, nacional y regional. Estamos particularmente comprometidos con los derechos y la protección de los niños sin cuidado parental. Aldeas Infantiles SOS tiene una función de consultoría en el Consejo Económico y Social de la ONU y es, entre otros, miembro del Grupo de Acción de los Derechos del Niño que apoya la Estrategia de los Derechos del Niño de la UE.

Hechos y cifras

Aldeas Infantiles SOS es una organización de desarrollo social independiente y no gubernamental que brinda atención y apoyo a niños y familias desfavorecidas en 135 países y territorios y que defiende las preocupaciones, los derechos y las necesidades de los niños.

Aproximadamente 85,000 niños y jóvenes viven familias SOS y programas para jóvenes; la mayoría de ellos en una de las 571 Aldeas Infantiles SOS.

Aldeas Infantiles SOS también brinda a las familias apoyo material, psicológico y social: casi 493,000 personas participan en uno de los 553 programas de fortalecimiento familiar de SOS.

Aproximadamente 297,000 niños, jóvenes y adultos asisten a escuelas SOS, jardines de infantes SOS, centros de formación profesional SOS o centros sociales SOS.

En 2016, se entregaron más de 894,000 servicios de salud individuales en los centros médicos de SOS.

En tiempos de crisis y desastre, Aldeas Infantiles SOS ayuda a través de programas de ayuda de emergencia. En 2016, Aldeas Infantiles SOS apoyó a niños y familias afectadas por emergencias humanitarias en 23 países.